Cosas que deberías tener en cuenta si quieres una relación feliz y duradera

0
173

Un estudio de la Universidad Estatal de San Diego asegura que, cuanto más tiempo pasamos sumergidos en el entorno virtual menos conscientes somos de nuestra vida real y, por tanto, menos la disfrutamos. Y es cierto. Aunque esa investigación se llevó a cabo entre adolescentes de entre 13 y 18 años, varios psicólogos alertan de la factura que vivir en y para las redes sociales puede hacerle pasar a nuestra autoestima y al modo en el que nos relacionamos con el entorno y con los demás. “Aquellos que tienen experiencia limitada con las personas no tienen el mismo nivel de inteligencia social que poseían las generaciones anteriores”, explica en su página web Leslie Shore, experta en comunicación efectiva y autora de varios libros sobre el tema. Añade también que con esta nueva norma construir relaciones fuertes y duraderas se vuelve cada vez más complicado. Algo que afecta directamente a las parejas.

Darse cuenta de si están afectando o no a tu relación es bastante sencillo. Si cada vez que salís a cenar estás más pendiente de hacer una foto bonita de lo que habéis pedido que de disfrutar de la velada, tómalo como un signo de alerta. Lo mismo que si prefieres poner comentarios en los perfiles de tus influencers favoritas que mantener una conversación con él. El problema en estos casos es que las redes se han puesto entre vosotros e incluso por delante de la relación. Pero hay solución, al menos es lo que aseguran los expertos.

Ten cuidado con las redes, sobre todo al principio

Lo más aconsejable es que vigiles siempre el tiempo que le dedicas a navegar en los perfiles de tus cuentas de Instagram y Facebook siempre, pero si lo haces sobre todo en los primeros meses de vuestra relación, es más que probable que esos cimientos en los que se asentará lo vuestro no sean tan sólidos como deberían. Los expertos aseguran que al comienzo es cuando más cosas descubres sobre la otra persona. Y no solo sus gustos, sino su forma de ser o de reaccionar ante ciertos sucesos. Muchos psicólogos recomiendan que, durante esas primeras conversaciones, los teléfonos móviles estén guardados para evitar distracciones y centrar toda la atención en el otro.

Piénsalo un buen rato antes de publicar algo personal

Otro de los problemas que generan las redes sociales en las relaciones de pareja surgen porque, por normal general, uno de los dos es más reacio que el otro a compartir su vida privada. Si a los dos os gusta fotografiaros juntos y publicar esa foto en redes perfecto, pero si por el contrario uno es más “tímido” que el otro hay que respetarlo. Además, según un estudio que compartió Personality and Social Media Bulletin, la salud de la relación es inversamente proporcional a la cantidad de material que se comparte sobre ella en diferentes perfiles. Es decir, a menos exposición, más felicidad. Así que la próxima vez que paséis un momento juntos y lo inmortalicéis para poder recordarlo siempre que queráis, piensa por qué quieres publicarlo, si acaso quieres que todo el mundo lo vea o si es preferible que sea algo que quede entre vosotros.

No envíes un mensaje, habla

La Universidad de Brigham asegura que las personas que eligen los mensajes para tener discusiones son más infelices que las que lo hacen a la cara. “La reacción ante la decepción se produce más rápidamente cara a cara, además influyen otros factores como el tono de voz, los gestos… Hay cosas que en los mensajes no se aprecian”, apunta Jonathan Sandberg, uno de los científicos que ha colaborado en el estudio. Eso sí, las peores discusiones son las que se mantienen en redes sociales. Si ves que tu pareja ha puesto un comentario que no te gusta o ha compartido algo que te parece inadecuado, Leslie Shore aconseja que “no respondas a una publicación o comentario por emoción”. Es mejor que mantengas la calma y después lo habléis con tranquilidad, sin cientos de observadores.

Fuente: Hola Fashion

Comenta y se parte nuestra comunidad

VS no es responsable por comentarios emitidos por teceros