¿Matrimonio? ¡No, gracias! Preferimos ser libres

0
217

En Marruecos, el vínculo nupcial se considera el objetivo principal en la vida de una mujer. Hoy, miles de ellas luchan por su derecho a decidir.

“Bayreh” es el término despectivo para las mujeres solteras en Marruecos. En otros países árabes se llaman “Anisa”. Ambos describen lo mismo: la mujer es valiosa socialmente solo si está casada.

Sin embargo, estos conceptos conservadores se están cuestionando, sobre todo en las redes sociales. En un programa de la televisión pública marroquí se emitió un reportaje sobre la edad núbil de las mujeres del país: el 60 por ciento de las mujeres mayores de 18 no están casadas, datos arrojados por un instituto británico especializado en investigación familiar y matrimonial. Es decir, la cifra de mujeres solteras en el país ha aumentado en un 25 por ciento y la edad de casamiento se ha retrasado también, según dicho estudio.

El mensaje de dicho programa marroquí ha generado muchas críticas. “La lógica de juzgar a las mujeres por su estado civil es reaccionaria”, dice Khadija Ryadi, expresidenta de la Sociedad de los Derechos Humanos en Marruecos.

“La mujer es la encargada de decidir si desea casarse o no. En vez de presentar una simple cifra de mujeres solteras, el reportaje tendría que haber tratado la cuestión de por qué las mujeres y los hombres se casan más tarde”, cree Riyadi. Otras mujeres también son muy críticas con ese reportaje por su “información sesgada”: “¿Por qué no se ha dado a conocer el número de hombres solteros?”, pregunta la bloguera y escritora Asma Belrabi.

Tras la emisión del programa, se debatió acaloradamente sobre el tema en las redes sociales: “No me llamo Ana” (mujer no casada), escribió una mujer. Otra respondió: “Las mujeres son también seres humanos”.

Pero también hubo gente más conservadora que reprendió a las no casadas por querer abalanzarse en el mercado laboral con el fin de retrasar la edad del matrimonio. Claramente hubo más voces a favor de liberar a la mujer de la tutela patriarcal y más exigiendo la emancipación de las mujeres marroquíes.

Entretanto, muchas mujeres del país ven como muestra de fortaleza personal oponerse al matrimonio o hacerlo más tarde que las generaciones anteriores. Prefieren seguir solteras y alejarse así de los típicos problemas y responsabilidades que les exige una sociedad conservadora.

“Al igual que un hombre que busca esposa tiene ciertas ideas preconcebidas, una mujer puede también naturalmente exigir ciertas condiciones a su esposo”, explica Asma Belrabi, que además opina que “el grado de reconocimiento de una mujer marroquí no se puede medir por el hecho de si está casada o no”.

En las redes sociales también se discutió sobre por qué las mujeres no se casan: buscar una casa propia, los hijos, el precio que debe pagar un novio por la novia, etc. En el mundo árabe, Marruecos, Líbano, Egipto, Siria, Arabia Saudí y los Emiratos Árabes son los países con el mayor porcentaje de población soltera. En Palestina, por el contrario, la mayoría de las personas mayores de edad está casada.

“Si el Estado marroquí se responsabiliza de proteger los derechos de las mujeres, su dignidad y de modernizar la sociedad, como suele proclamar ante la opinión pública, entonces debería cumplir de verdad con esos objetivos”, advierte Ryadi.

La situación de las solteras en edad de casamiento, dice Ryadi, es un tema social relevante. “El Estado debe, por eso, contrarrestar la mala fama de las mujeres solteras, influyendo en las instituciones seculares y religiosas. Solo así, y a largo plazo, se puede imponer el respeto hacia las mujeres y sus derechos”.

Fuente: Lifestyle.americaeconomia

Comenta y se parte nuestra comunidad

VS no es responsable por comentarios emitidos por teceros